Novedosa vacuna inmunosupresora contra el VIH da resultado en monos y da esperanzas de conseguir vacuna efectiva en humanos.

Una novedosa y relativamente simple  vacuna que se puede administrar por vía oral ha logrado bloquear completamente la infección con SIV - el equivalente en monos del VIH- por via rectal en macacos rhesus y produjo una rápida supresión de la carga viral en los monos que fueron infectados previamente con SIV.

AIDSMAP

La vacuna, cuyo éxito en el bloqueo de la infección fue descrito por sus propios diseñadores como 'sorprendente' y 'inesperado', parece que funciona mediante la estimulación de la producción de un grupo hasta ahora desconocido de células T CD8 que impidieron que las células CD4 de los monos reconocieran al SIV como un invasor extraño, evitando de este modo una respuesta inmune al SIV. Este efecto supresor - que funciona de manera opuesta a una vacuna tradicional- significa que el SIV se ve privado de las células CD4 que necesita para proliferar y producir una infección en el cuerpo.

La vacuna consiste en SIV inactivado administrada junto con  bacterias intestinales del género Lactobacillus, incluyendo un tipo comúnmente utilizado en los suplementos probióticos. Esto sugiere que si los estudios en humanos logran el éxito visto en monos(cosa que aun no se puede asegurar) la vacuna podría ser administrada en una bebida.

Dos ensayos iniciales de seguridad en seres humanos están planificadas . En uno, a voluntarios VIH negativos con bajo riesgo de VIH se les dará la vacuna para ver si estimula las mismas respuestas inmunoy virus-supresoras. En el otro, voluntarios VIH-positivos en  terapia antiretroviral con carga viral indetectable recibirán la vacuna y se les suprimirá la terapia antiretroviral por seis meses para observar si la vacuna ha producido el tipo de respuesta esperado y continuan indetectables.

La investigación es una colaboración entre científicos del Instituto Francés para la Investigación del Cáncer y Vacunas contra el VIH de la Universidad Paris-Descartes y  del Instituto de Medicina Tropical de China de la Universidad de Medicina China de Guangzhou.   

José Esparza,  investigador de la vacuna contra el VIH y profesor en el Instituto de Virología Humana en Baltimore en los EE.UU., que no participó en el estudio, comentó en un artículo  en Frontiers in Immunology:  "Aunque el número de monos es relativamente pequeño, los niveles de protección son impresionantes ". Él admite que había cierto escepticismo que rodeaba el trabajo del equipo, debido a que su enfoque era tan poco ortodoxo y parecía tan simple.


"La solución al desafío vacuna contra el VIH requerirá genio, que ... se caracteriza no sólo por la originalidad y utilidad, sino también por los resultados sorpresivos", dijo Esparza.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar