Seis consejos para evitar que un ligue en el chat termine mal (incluso en la muerte)

El Internet es un lugar peligroso - eso es un hecho científico. Con demasiada frecuencia tenemos noticias de encuentros pactados en Internet  que pasan de ser un rato divertido y “calentón” a convertirse en un infierno  y que incluso pueden terminar  en muerte. Y aunque pueda no ser tan común que esto suceda, hay muchas otras cosas que pueden salir mal  cuando la gente decide tener una cita rápida con alguien con quien ligó en un sitio web o a través de una aplicación.


Lo más seguro es evitarlo por completo, como recomendaba Sam Smith (aunque él se preocupaba más por la pérdida del romance que por el peligro) sin embargo hay que ser realistas: las citas por Internet no van a desaparecer en el futuro cercano. Por eso compartimos con Ustedes  seis consejos que nos ayudarán a mantenernos  seguros y sanos cuando cedemos al impulso de los ligues digitales:

1. Olvídate de  la vergüenza

El problema número uno cuando se trata de conectar en línea es el factor vergüenza. Con demasiada frecuencia dividimos nuestras vidas de modo que nuestra búsqueda de placer  sexual es relegada a ser nuestro "pequeño y sucio secreto". Basta con mirar el número de perfiles cuya foto consiste en un "torso sin cabeza". Lo ideal es mostrar nuestro rostro. Somos lo que somos, y el nuestro deseo sexual es parte de lo que somos como seres humanos. Cuando no se tiene nada que ocultar, tomamos mejores decisiones  y nos exponemos menos a situaciones riesgosas.

2. Comunícate

Esto puede ser difícil. La espontaneidad puede ser muy sexy, pero cuando lo primero que te preguntan  es "¿eres activo, pasivo o moderno?" puede resultar molesto. Sin embargo, hay que mirar la  situación objetiva mente: estamos a punto de conocer y  tener sexo con alguien totalmente desconocido así que lo mejor es  conocer lo más posible sobre él lo más pronto posible. Así que preguntar (y responder) preguntas sobre las prácticas sexuales, si eres o no VIH positivo, si usas juguetes sexuales, etc., son preguntas totalmente apropiadas en un chat de ligue, y la forma en que la otra persona reacciona a hablar honestamente puede decir mucho acerca de él y de si vale la pena conocerlo.

3. Di la verdad

Una de las peores situaciones  cuando se trata del ligue en Internet es  que el chico con el que hemos chateado y está frente a nosotros no se parezca nada a la foto de su perfil. Todos sabemos que en el juego del ligue cibernético nos exponemos a ser engañados y resultar decepcionados. Tratar de presentar la mejor imagen posible de nosotros mismos es absolutamente lógico. Pero hay que ser razonable. Puede pasar usar una foto de hace unos meses, justo antes de que subieras 10 kg o quitarse algunos años  pero usar una foto del milenio pasado…NO PUES!!!

4. Que la cita para conocerse sea en público

Puede ser que sea un poco difícil si chateamos  con alguien que nos gusta y que dice que quiere que vayamos a su casa y son las 2 am pero, de verdad, lo mejor es que al cita sea en un café, un centro comercial o en la calle.  Sólo en ese momento el ligue pasará de virtual a real y sentir eso es muy importante.

5. Conversa primero.

Una conversación de 10 minutos te dice mucho acerca de una persona, y es absolutamente necesaria para estar seguro de que no estás tratando con un loco. No tiene que ser una conversación profunda, solo un intercambio ligero que te permitirá observar  su lenguaje corporal, la química  que hay entre ustedes y i la persona con la que hablas está cuerda o no. Vale la pena darte ese tiempo antes de quitarle (y quitarte) la ropa.

5. No tengas miedo a cambiar de opinión y decir que no.

Si sientes que algo está mal con esa persona,  confía en tus instintos. Deja que su mente analítica sea más fuerte que la calentura. “Chotear” a alguien puede ser súper incómodo (no tanto si están en un lugar público), pero no hay absolutamente ninguna necesidad de sentirse obligado cuando se está en el proceso de ligar. El sexo puede ser casual, pero la decisión de tenerlo sin duda no lo es. Un simple, "Lo siento, pero tengo que irme" será suficiente. No le debes nada a esta persona ni ella te debe nada a ti así que si es él el que te dice que se va, acéptalo sin ningún problema.

6. Ten SIEMPRE preservativos a la mano

Es mejor tener siempre condones ala mano  y nunca confiar en que la otra persona sea la que los lleve. No debes permitir que la calentura haga que te plantees la posibilidad de tener sexo sin condón.